por Lic. Juana Tucci*

La palta o aguacate es una planta milenaria cuyo origen se reconoce en América Central y México.

Nombre científico: Persea Gratíssima o Americana
Familia: Lauráceas

Existen evidencias de que los españoles encontraron la planta cultivada desde México hasta Perú.

Describe Garcilazo de la Vega en sus «Comentarios regios de los Incas», escrito en 1605, que «Tupac Inca Yupanqui marchó a la provincia de Cari y en el camino conquistó otra (provincia) llamada Palta, de donde trajeron al valle cálido cerca de Cuzco este delicioso fruto llamado Palta».

Después del descubrimiento de América y de la conquista de México, Centro América, Colombia y Perú, la palta se diseminó a otros lugares del mundo.

 

La semilla
La palta o aguacate es una de las frutas más completas pero, por lo general, consumimos la pulpa y desechamos la semilla, ignorando que también tiene un alto valor nutricional y múltiples propiedades que pueden contribuir a una mejor calidad de vida y a prevenir diferentes problemas de salud.

Está compuesta por grasas, carbohidratos, fibra, tanino, vitaminas A, C y E, calcio, magnesio, potasio, vitaminas del complejo B, hierro, fósforo y minerales, aportando los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para estar en buenas condiciones.

Es de destacar que el 70% de los aminoácidos de la palta están en la semilla y son aminoácidos esenciales.

Poseen flavonol, antioxidantes activos que tienen la capacidad de  combatir la inflamación y neutralizar los radicales libres.  Esto es lo que posibilitaría la prevención de tumores malignos en nuestro organismo.

Son muy ricas en fenoles, compuestos que ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunitario, nuestros huesos y dientes y nos protegen ante el ataque de virus, hongos y agentes patógenos.

 

Propiedades de la semilla de palta o aguacate

Señalaremos solo algunas:

  • Estudios científicos destacan que tienen más fibra soluble que cualquier otro alimento
  • Retarda el proceso de envejecimiento gracias a sus antioxidantes
  • Tiene un efecto rejuvenecedor en la piel, tanto consumiendo la semilla como aplicándola tópicamente, ya que favorece la generación de colágeno
  • Calma dolores articulares y musculares por sus propiedades antiinflamatorias
  • Resultó eficaz  en el tratamiento de la inflamación del tracto gastrointestinal así como de la diarrea
  • Puede ayudar a regular los niveles de LDL (colesterol malo) en la sangre, al tiempo que aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno)
  • Mejora el tránsito intestinal ya que su fibra soluble ayuda a limpiar el tracto digestivo y evacuar las toxinas del cuerpo
  • El aceite de sus semillas es eficaz para cuidar del cabello, dándole brillo y ayudando a prevenir la caspa

 

Cómo utilizar la semilla de palta o aguacate

Debemos reconocer que los beneficios que nos proporciona la semilla de palta o aguacate son extraordinarios.

Como condimento

Primero tenemos que quitarle la fina capa de piel que la recubre, ya que es un poco amarga y astringente.

Luego la podemos rallar y tostarla en una sartén seca, a fuego bien bajo, hasta que tome un leve color rojizo.

Ya está lista para agregar a las ensaladas, sopas, arroz, pastas, o en infusión, smoothies y licuados, o consumirse sola.

 

Té de semilla de palta o aguacate

Rallar la cuarta parte de una semilla y agregar un vaso de agua.  Hervir por 10 ó 15 minutos y dejar enfriar.

Se puede tomar como agua durante 15 días.

Para ayudar a bajar de peso, aprovechando sus propiedades termogénicas, se puede tomar una taza tres veces por día.

Lo mismo para bajar el colesterol o los triglicéridos.

 

Con la semilla seca

Una vez seca, se pulveriza bien y se mezcla con miel caliente. De esta manera se aplica para calmar dolores articulares y musculares.  El alivio se logra por la cantidad de tanino que contiene.

 

No cabe duda de que la semilla que en general desechamos es una ayuda inestimable para prevenir problemas de salud.  Así que, de ahora en más, ¡a comer el fruto y aprovechar la semilla!

Pero siempre teniendo en cuenta que es recomendable acudir a un especialista en caso de síntomas que no mejoren.

 

Para tener en cuenta

Es útil para combatir liendres o piojos.
Cortar 5 semillas y hervirlas en un cuarto litro de agua con dos ramas de ruda.

Aplicar la loción con fricciones enérgicas y poner una toalla alrededor de la cabeza.  Al quitarla, se desprenden los parásitos, en especial en los niños más pequeños.

 

  • Directora de IATENA Instituto Argentino de Terapias Naturales
Tu sitio web en Efemosse Sistemas