Todos sentimos en algún momento que estamos tensionados y que no podemos parar.

Habíamos pisado fuerte el acelerador y a pesar de haber levantado el pie, el organismo no responde: tenemos contracturas, ansiedad, inquietud.

Las preocupaciones nos abruman, estamos sobrecargados, no podemos parar la cabeza y nos resulta difícil dormir.

Entonces aparece la solución mágica: una «inocente pastillita» que termina haciéndose imprescindible.
Lamentablemente muchas veces no advertimos que no es tan inocente y ni siquiera tan mágica.

Los psicofármacos, de gran utilidad para las enfermedades mentales o para situaciones críticas, no ayudan a las personas normales que necesitan trabajar y estar lúcidas. Para ellas tienen más efectos perjudiciales que benéficos.

Sus grandes inconvenientes son:

  • se potencian con el alcohol
  • disminuyen la concentración, la memoria, la coordinación psicomotriz y la rapidez de los reflejos
  • el rendimiento intelectual y el desempeño en los deportes se ven afectados
  • acortan el período M.O.R. del sueño en el que la mente subconsciente trabaja los conflictos y elabora soluciones creativas
  • con el tiempo, al no superarse las causas del malestar, la personalidad se va empobreciendo

También hay efectos secundarios a nivel físico, por ejemplo en el funcionamiento hepático, porque es el hígado el encargado de eliminar las sustancias químicas.

Cuanto más pesada es la droga o cuanto más prolongada es su ingesta, mayores pueden ser las acciones adversas.

 

HIERBAS TRADICIONALES PARA EL STRESS
usadas sin inconvenientes durante miles de años por millones de personas.

Valeriana, melisa y pasiflora:
son hierbas de uso milenario que no tienen ningún tipo de efecto colateral o secundario.
No son tóxicas, no se potencian con el alcohol, sedan y tranquilizan sin embotar, no producen acostumbramiento y no disminuyen ninguna función física o psíquica.

 

Valeriana (Valeriana Officinalis)
Su efecto principal es sobre la musculatura. Es el mejor relajante muscular.
Es buena para la ansiedad, la intranquilidad y la angustia. Eficaz para las palpitaciones nerviosas, alivia dolores de vientre, afecciones biliares, estreñimiento o irritación del intestino de origen nervioso.
Como relaja la musculatura lisa, es recomendada en malestares femeninos tales como dolores premenstruales o climatéricos. También actúa en afecciones espasmódicas de distinto tipo como tos, ataque de nervios, calambres, etc.
Al relajar, regula la hipertensión.

 

* Melisa (Melisa Officinalis).
Es un sedante con efectos antidepresivos. Es un buen medicamento para cardiopatías de origen nervioso: palpitaciones, arritmias, dolores en el pecho, etc.
Como actúa eficazmente sobre el aparato digestivo, se usa en dolores de estómago, para eliminar flatulencias y para trastornos intestinales.
Por sus propiedades tonificantes es buena también para los enfriamientos.

 

Pasionaria (Pasiflora Rubra).
Es sedante, calmante, induce al sueño. Adecuada para insomnio, nerviosismo, estados de excitación o irritación. Alivia la desesperación, la angustia y también la depresión. Actúa sobre pasmos y espasmos, de allí que alivia dolores menstruales y contracciones uterinas. Influye benéficamente en la epilepsia y el tétanos.
Refuerza el tratamiento de las arritmias cardíacas y la hipertensión. Es dilatadora de las arterias coronarias, por lo tanto previene el infarto.

 

LA FORMA MÁS PRÁCTICA DE TOMARLAS
Hacer una infusión mezclando las tres hierbas es una muy buena combinación.

Pero es más seguro y práctico tomarlas en forma de tintura madre, que es una maceración de la hierba en alcohol que se consigue en farmacias o almacenes naturales.
De esta manera se pueden transportar en la cartera o el bolsillo y tomarlas en el trabajo o en un bar.
Es más acorde al estilo de vida actual.

La dosis es de hasta 40 gotas en un poco de agua, de 1 a 3 veces diarias.
No dude en utilizar estos recursos naturales, podrá estar más tranquilo, dormir mejor y permanecer durante el día con plena lucidez.

 

¡Y NO OLVIDE!
Estas recomendaciones no reemplazan a la consulta médica o sus indicaciones.


Lic. Adrián Tucci
Ex – Director de IATENA Instituto Argentino de Terapias Naturales

 

Tu sitio web en Efemosse Sistemas