Los hombres valoramos especialmente el esfuerzo. El temple, la determinación, la fuerza son componentes de la masculinidad. El trabajar duro, no aflojar, resistir y no doblarse es la forma habitual del accionar de los varones.

Es tal vez esta modalidad la que nos lleva a quebrarnos por no haber sido flexibles. Y una de las formas del quiebre es la ciática o lumbago.

No suele ser una enfermedad importante, sin embargo sus manifestaciones son espectaculares y rodeadas de una extensa mitología En Italia la llaman el golpe de la bruja. También en nuestro país.

La súbita aparición del dolor intenso como si nos clavaran un puñal da la sensación de un hechizo, de un maleficio.

Para aquellos que no creen en lo sobrenatural, la enfermedad es considerada como el comienzo de la decadencia física. Quienes la padecen suelen pasar días – y a veces semanas – rígidos, duros, con dificultad para sentarse o levantarse, para cambiar de posición, realizar esfuerzos o ejecutar determinados movimientos.

Se da con mayor frecuencia en los hombres y entre los 40 y los 50 años.

El nervio ciático
Es el nervio más grueso del cuerpo. Su nombre deriva del latín sciaticus, de scias, cadera, pues nace en la proximidad de la misma, en el plexo sacro. Se ramifica hacia los músculos posteriores del muslo, la pierna y la piel de ésta, para terminar en el pie.

Su función es transmitir los impulsos nerviosos para realizar la mayoría de los movimientos de toda esta zona.

Qué es la ciática
La ciática o lumbago es la inflamación y/o compresión del nervio ciático.

Para comprender cómo se produce imaginemos que los nervios son como haces de cables que descienden desde el cerebro por el interior de la columna vertebral.

Esta no es un caño rígido sino que se compone de piezas móviles perfectamente articuladas, las vértebras. Entre cada una de ellas hay un disco gelatinoso que sirve de amortiguador. Si no fuera por éste el contacto directo las desgastaría. El disco intervertebral se mantiene en su lugar, a pesar de ser bastante blando gracias a una red fibrosa.

Cuando por un esfuerzo o por debilidad de las células se rasga la red fibrosa, la gelatina del disco se sale de lugar y la vértebra comprime un haz nervioso. Esta es la principal causa de la ciática: la llamada hernia de disco.

La mayor parte de los episodios de lumbago duran aproximadamente 2 semanas. El 90% de los casos se cura exitosamente por medio de tratamientos sintomáticos.

En la mitad de las personas afectadas los episodios se repiten durante los 4 años siguientes.
La terapéutica tradicional recomienda reposo, calor local, linimentos y aspirinas.

Causas de la ciática
* La zona de nacimiento del nervio ciático es la que soporta el mayor peso del cuerpo y por lo tanto la más sensible a su aumento.

*También los esfuerzos reiterados, realizados con excesiva tensión o sin un intervalo de descanso o relajación.

* El trabajo sedentario que obliga a estar sentado muchas horas. Si e fin de semana se hace ejercicio intenso o prolongado la columna se resiente, es preferible una alternancia más regulada de quietud y movimiento.

* La acumulación de tensiones, especialmente cuando durante el sueño o el reposo el cuerpo no se relaja lo suficiente.

* La carencia de magnesio, un mineral que fortalece las fibras nerviosas y musculares.

* La falta de vitaminas de la serie B por alimentación inadecuada.

* Acumulación de toxinas en las articulaciones, entre ellas el ácido úrico.

RECURSOS NATURALES
Para aliviar el dolor localmente se puede recurrir a la crema de Árnica.
También a los baños de inmersión con:
agua caliente y 15 gotas de aceite esencial de Cajeput
o 5 gotas de Lavanda, 6 de Enebro y 4 de Romero.

Las siguientes plantas se pueden tomar en forma de tisana o de Tintura Madre:

SAUCE (Salix Alba):
Es un gran analgésico, contiene salicilatos, de los cuales derivó el ácido acetil salicílico, el componente de la aspirina.
A diferencia del comprimido sintético no hace mal al estómago. Su uso intensivo y prolongado no daña la mucosa gástrica.
Macerar durante la noche 50 grs. de corteza en 1 litro de agua. Hervir 15 minutos, dejar reposar y luego colar.
Tomar 3 tazas por día, preferentemente después de las comidas.
Está contraindicado para embarazadas.

MIL HOMBRES (Aristolachia Triangularis)
A la vez que desinflama y descongestiona las articulaciones y los músculos calma los dolores y tiene una gran actividad depurativa. Es diurética, ayuda a eliminar el ácido úrico y a limpiar de impurezas las vías urinarias. Recordemos que el organismo es una unidad: el buen funcionamiento renal y urinario evita la acumulación de sustancias que dificultan la movilidad de las articulaciones ( entre ellas las de las vértebras).
Hervir 2 cucharadas de trozos de raíces en una taza de agua durante 15 minutos. Dejar reposar antes de colar. Tomar 3 tazas por día, media hora antes de las comidas o 2 horas después.
No tiene contraindicaciones. Es necesario ingerirla durante unos 3 meses para que el organismo pueda depurarse.

COLA DE CABALLO (Equisetum Arvense):
Es un excelente diurético. Limpia y desinflama las vías urinarias y ayuda a eliminar el ácido úrico y otras impurezas que se acumulan en las articulaciones.
Estimula la actividad del sistema inmunológico.
A diferencia de los diuréticos químicos que arrastran minerales, la cola de caballo ayuda a fijar los minerales en los huesos y aporta selenio, un valioso antioxidante.
Hervir una cucharada de la hierba por cada taza de agua durante 5 minutos. Dejar reposar y colar. Tomar 3 tazas por día lejos de las comidas.
Se recomienda no excederse en la dosis y no tomarla demasiado tiempo.

VALERIANA (Valeriana Officinalis):
Es un gran relajante muscular.
Tomar 40 gotas de Tintura Madre en un poco de agua de 1 a 3 veces por día.
Un episodio de ciática no es el comienzo de la vejez sino que nos está señalando los errores y los excesos acumulados a lo largo de los años. Sería interesante observar los juncos: se doblan ante el viento para evitar quebrarse.

Recuerde que todas estas sugerencias no reemplazan la consulta al médico.

 


 

* Ex Director de IATENA Instituto Argentino de Terapias Naturales

 

Tu sitio web en Efemosse Sistemas