Lic. Adrián Tucci**
Asumir el compromiso de convertirse en madre puede producir un bloqueo emocional, que no siempre es consciente y logra boicotear el vínculo de pareja.

Muchas veces el miedo al embarazo no es una aprensión o un simple temor sino que se transforma en un control obsesivo.

Esta conducta trastorna la vida sexual de la pareja. La mujer que lo padece no goza ni deja gozar y a todo esto se suma la ansiedad de todos los meses, la tensa espera de la menstruación «salvadora».

Los argumentos racionales pueden parecer muy lógicos, muy plenos de sentido común: «no es el momento adecuado», «no estoy en condiciones de dejar mi trabajo», «no nos alcanza el dinero», «quiero disfrutar de los primeros años de casados», etc.

No obstante, sería bueno evaluar si no se está pagando un precio demasiado caro. No está de más hacerse unas cuantas preguntas. Este miedo… ¿no estará enmascarando problemáticas más profundas?

Tal vez haya una dificultad para la entrega, para soltar la mente y los pensamientos y permitir ese mágico descontrol que lleva a la plenitud del orgasmo y a la fusión con el otro.

Tal vez hay un conflicto con el ser mujer, con la identidad femenina, una imposibilidad de dejarse estar en la caricia y la complementación de los cuerpos y de las almas.

PREGUNTAS Y REFLEXIONES
Qué es lo que aterroriza verdaderamente del embarazo?
El cambio corporal vivido como una deformidad, como una pérdida de la belleza?
El miedo al dolor?
El temor al cambio, a responsabilizarse como adulta y como madre?
No está ausente de este cuadro el conflicto con la madre, la hostilidad y hasta el odio hacia ella, ya sea consciente o inconsciente.Lo que denuncia la existencia de problemáticas profundas es que no se asumen conductas eficaces para la anticoncepción. O de otro modo, hay una desconfianza bsoluta hacia todos los métodos anticonceptivos.

QUÉ HACER
. Trate de tomar conciencia de su mala calidad de vida. Usted merece una actitud más relajada, más tranquila y una vida sexual más plena.

. Dialogue con su pareja acerca de esta dificultad. Aunque él no se queje, se siente perturbado y limitado por su actitud.

. Intente asumir que el problema ya no es solamente suyo, que puede minar los cimientos de la mejor relación y que puede terminar arruinando todo lo bueno que se haya construido hasta el momento.

. Intente no minimizar la cuestión. Es una problemática seria que merece ser atendida.

. No se dé explicaciones lógicas, trate de no justificarse.

. Si no puede cambiar sola de actitud, no dude de buscar asesoramiento profesional.

LA TERAPIA FLORAL ANTI-MIEDO
Los siguientes remedios florales se toman en gotas (en general la dosis recomendada es de 4 gotas, 6 veces al día) y equilibran nuestra vida anímica y nuestras actitudes mentales frente a un hecho tan importante como la posibilidad de tener un hijo…

. MIMULUS:
Es el remedio para los miedos. Nos libera de los impedimentos. Da fuerza y coraje, confianza en sí mismo.

. GARLIC:
Detiene la ansiedad y los miedos profundos, cuyas causas no siempre son conscientes.

. MARIPOSA LILY:
Para las personas que han experimentado carencias de madre en su más temprana infancia, que no han recibido en esta etapa el apoyo incondicional necesario para crecer. El proceso de madurez queda dificultado, ocasionando en las mujeres problemas con los propios instintos maternales.
Este remedio contribuye a restituir la capacidad del alma de sentir y abrazar la presencia de lo maternal.

. POMEGRANATE:
Es para las mujeres que se sienten conflictuadas en la canalización de sus energías creativas. Viven como cosas contradictorias o contrapuestas la vocación laboral o profesional y el rol materno.
Este remedio promueve la conciliación de ambas fuerzas o una libre elección.

. ALPINE LILLY:
Ayuda a la aceptación de la identidad femenina, del ser mujer, y a tener una mejor relación con el cuerpo. Es para aquellas mujeres que han absorbido impresiones negativas del cuerpo femenino provenientes de la madre o del sistema cultural de valores.

* Publicado en la revista «Salud Alternativa»
** Director de IATENA Instituto Argentino de Terapias Naturales

 

Tu sitio web en Efemosse Sistemas